21 jun. 2013

¡Dile adiós a las 'lonjitas'!

Si estás haciendo tu mejor esfuerzo para bajar de peso, pero simplemente hay algunas partes imposibles, ¿por qué no pruebas con esta dieta que te ayudará a eliminar las toxinas?

 

Bajar de peso no es cosa sencilla, ¡te entendemos! El hecho de haber bajado muchos kilos y aún tener una que otra lonjita puede resultar molesto.
Los famosos cúmulos de grasa son producto de nuestros malos hábitos, alimentación desbalanceada y falta de hidratación. Por suerte, no son tan difíciles de eliminar como piensas. Sigue leyendo y averigua qué hacer: 

No dejes:

 

Vegetales: Te llenarán de energía y purificarán tu cuerpo. Elige muchos y llena tu plato de color, ¡te dará más ganas de comerlo!

 

Frutas: Inclúyelas en la mañana. Desayuna un plato grande de fruta y lleva un refrigerio a la oficina. Una manzana es fácil de cargar y deliciosa.

 

Frijoles: Ya sean bayos o negros, los frijoles son una fuenta perfecta de fibra y proteína, ¡no dejes de consumirlos!

 

Proteína: Las protenínas contenidas en alimentos como pollo, salmón, pescado blanco y carne roja sin grasa son perfectos para perder peso y darte energía para entrenar.

 

Grasas saludables: El aguacate, el aceite de oliva, las nueces, las almendras, los huevos y el aceite de pescado son algunos ejemplos de grasas perfectas para darte ánimos para bajar de peso, ¡debes incluirlos en tu dieta!

 

Agua: Bebe 2 litros al día, es importantísimo mantenerte hidratada.

 

Elimina:

 

Harinas sin fibra: Nos referimos a las harinas blancas que son más fáciles de procesar para tu cuerpo y por lo tanto nunca te saciarán. Mejor opta por opciones integrales.

Cafeína: Sustituye tu café por una taza de té blanco, ¡ni lo extrañarás!
Endulzantes artificiales: son dañinos para tu salud. Haz la prueba una semana y verás la diferencia 

Alcohol y otras calorías líquidas: los refrescos, jugos, bebidas deportivas y demás aportan demasiada energía a tu cuerpo, la cual no es tan fácil eliminar ni quemar. Mejor toma agua natural o té sin endulzan.

Azúcar: Puede ser que al principio la extrañes, pero después de un rato ni te darás cuenta. Bórrala de tu registro y disfruta de tu nuevo cuerpo.

Lácteos: aportan mucha azúcar y no son tan saludables a los veintes. Mejor consume leche de soya o de almendra sin azúcar añadida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada