13 sept. 2011

ACTIVADORES DE LA FELICIDAD

En algún punto de nuestra vida y a veces más seguido de lo que quisiéramos experimentamos “sequías” de felicidad. Ya sea por necesidad o por elección, muchos de nosotros pasamos por periodos en el que la mayoría de las cosas que hacemos no nos causan satisfacción e inclusive nos hacen dudar sobre nuestra persona.
¿Por qué no soy exitoso? ¿No soy atractivo? ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Son sólo algunas de las preguntas que pueden cruzar por nuestra mente en esta etapa de sequía. Afortunadamente esto no quiere decir que durante este tiempo tengamos que resignarnos a ser infelices.
Experiencias significativas y placenteras, entornos chistosos o divertidos, o simplemente rodearnos de personas positivas, siempre van a servir como luz en un cuarto oscuro. Así como una o dos velas pueden iluminar toda una habitación, uno a dos momentos de felicidad o bienestar pueden transformar tu estado de ánimo general. Es a esto lo que se les llama activadores de felicidad (happiness boosters).*
Queremos hablarte en esta ocasión de estas pequeñas actividades que pueden durar unos minutos o unas cuantas horas, y que te brindan beneficios para el presente y el futuro, al mismo tiempo que te reaniman y te ayudan a nutrir tu autoestima.
Los activadores de felicidad son aquellas experiencias transformadoras que te pueden sacan de ese hoyo en el que tal vez te has encerrado. Puedes sentir que son momentáneas o que no durarán, pero son una importante herramienta en el camino de la felicidad. Es necesario que colmes tu vida con cuantos momentos y acciones te llenen de alegría y pasión. Empieza con una y ve construyendo sobre la misma. Verás que sólo cosas buenas y nuevas aventuras saldrán de esto.
Pero antes, te invitamos a que tomes unos momentos de reflexión. ¿Qué te está diciendo tu cuerpo? ¿Qué te produce ese bajón? SIENTE ESE DOLOR, no le tengas miedo, aunque no es algo placentero, es parte de la vida, hay que reconocerlo y respetarlo. Este momento te ayudará a conocerte más, a respetarte más y eso TAMBIÉN AYUDA A TU AUTOESTIMA.
A continuación te ofrecemos algunos ejemplos de activadores de felicidad, pero recuerda que tú mismo los puedes crear. ¡Ve hacia adentro y piensa en esas cosas que impulsan tu felicidad!
  • Rodéate de tus seres queridos o personas positivas. Si estás con un humor o estado emocional sensible, rodearte de personas negativas sólo te hará sentir peor.
  • Valora tu esfuerzo y desempeño en todas las actividades que realizas. Se tu fan más grande, échate porras y tus acciones serán mucho mejores.
  • Haz ejercicio, mínimo 20 minutos, ¡suda! ¡Vence la flojera!
  • Frena tu pensamiento negativo, dale el giro y piensa en una lista de cosas que agradeces en la vida, todo lo que SI tienes, o lo qué esa persona SI te ha dado.
  • Sal a la naturaleza, camina, respira observas los colores, escucha los sonidos.
Finalmente recuerda que tú eres dueño de tu felicidad y depende de ti el nutrirla y disfrutarla al máximo. “Los seres humanos podemos ser felices por un instante, pero un instante es una ventana hacia la eternidad.” –Octavio Paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario